Columnas

Desde la silla
10.10.2018
Mirada Literaria
Palabras para sanar
10.10.2018
Xochitl Martínez
Por: Xochitl Martínez
xochitl3m@hotmail.com
Mirada Literaria

Por Xochitl Martínez
xochitl3m@hotmail.com

• Palabras para sanar de Julieta Enriquez /CORTESÍA

Palabras para sanar es un libro sencillamente hermoso, un reciente título de la Editorial Planeta, escrito por Julieta Enriquez, que resulta un texto útil y completo.

¿Qué importancia tienen las palabras hoy en día? Aunque en ocasiones se piense que no sirven de mucho y se les ha restado valor, aún significan, son el medio principal para comunicarnos y a pesar de frases como “las palabras se las lleva el viento”, haciendo referencia a que los actos “hablan por sí solos”, internamente las palabras son muy poderosas y en las líneas que Julieta comparte dice por qué.

Actualmente, todos estamos en la búsqueda de una vida plena, ávidos de crecimiento y éxito, pero en general las personas asocian la felicidad con el dinero y no con una evolución interna, un crecimiento personal, en el que se debería trabajar día con día para sanar las heridas de la vida y lograr esa tan anhelada plenitud.

Pero como todo proceso de sanación conlleva dolor, y hay quienes no están dispuestos a padecerlo, a pesar de que es inevitable. Físicamente las heridas cicatrizan y mientras lo hacen hay dolor, comezón o alguna molestia, entonces el primer paso para sanar el alma y tu ser, es perder el miedo, y en este caso, a lo que puedas encontrar en este libro.

Confieso que al leer el título me atrapó de inmediato, pero cuando lo tuve en mis manos y leí los temas, dije “viene una fuerte sacudida”, y resulta que sí, pero es una sacudida muy amorosa y franca, que te conmueve, te llena de esperanza y anima a darte cuenta de que puedes lograr tus metas y sanar lo que tienes pendiente.

Es una herramienta que orienta para lograr tus propósitos, o por lo menos para reflexionar sobre lo que estás haciendo para tener la vida plena que quieres.

Julieta escribe acerca de los temas de vida que a todos nos interesan y están presentes en algún momento de nuestra vida, varios de ellos son una constante o no sabemos cómo salir de ellos, ni cómo enfrentarlos. A través de pequeñas conversaciones con expertos en el tema que se aborda, también ofrece su reflexión y por medio de la etimología de la palabra, el significado claro y preciso de la misma sin ningún rodeo.

Algunos de los especialistas son Jesse O’Connor, Adriana Macías, Jorge Bucay, Alejandro Solalinde, Alejandro Saracho, entre muchos más.

Una de las frases que leerás en repetidas ocasiones es “somos la historia que nos contamos”, al terminar de leer el libro, sino es que antes, entenderás por qué.

Además Julieta brindó una entrevista a Gente Bien sobre este libro, que surgió como idea hace siete años, mientras la forma de presentarlo la encontró tres años atrás, por eso definitivamente Palabras para sanar en un logro que atrapará el alma de aquellos que lo necesitan.

La escritora Julieta Enriquez es máster en coaching ontológico y comunicóloga, tiene más de 20 años de experiencia en radio, televisión y medios impresos. Actualmente, ofrece seminarios para grandes corporativos, en los que ayuda a crear equipos de alto rendimiento mediante el desarrollo de la asertividad, inteligencia emocional y liderazgo.


Aquí comienzan las conversaciones sobre el amor, el dolor y la vida...

• Julieta Enriquez /CORTESÍA

¿Por qué decidiste escribir sobre estos temas (amor, dolor, felicidad, miedo, vida)?
“Es como el día a día de las personas, con lo que se encuentran y no saben cómo sacarlo adelante. Son los temas en el proceso de quienes están buscando una vida plena. Cómo ser más feliz aún en situaciones complicadas... el amor, pues porque todos lo buscamos allá afuera y en realidad está adentro. Y con el que abro, que es el dolor, en la vida el dolor es inevitable, lo que es opcional es el sufrimiento o el drama, son los temas del día a día en las personas que vamos en estos procesos de cómo lograr una vida con mayor plenitud”.

¿Cómo fue tu acercamiento con las personalidades que aparecen en tu libro?
“El universo conspiró a mi favor porque me fui primero por los temas, ubique al mejor especialista y se fue dando, casi, casi como coincidencia... se me fueron facilitando las entrevistas, pero mucho está en el poder de la intención, lo que yo quería lograr se fue poniendo en el camino”.

¿Por qué los elegiste?
“Porque me parece que tienen la autoridad para hablar del tema, porque se han especializado a lo largo de su formación, su trayectoria, sus resultados, y de esta manera, fui conformando los personajes que tenemos en el libro, incluso la mayoría ya tienen libros al respecto”.

¿A qué público está dirigido tu libro?
“El famoso publico objetivo o target, tal vez podríamos decir que a personas que ya estén haciendo conciencia de que la vida es tan corta como para no quedarte a medias y buscar mayor plenitud, y tal vez, eso nos llega después de unas cuantas lecciones de vida. Para mí ha sido una sorpresa que jóvenes tengan el interés del libro. La intención del libro fue poner sobre la mesa herramientas para quien sienta que puede tener una mejor situación en su vida respecto a algo, llámese salud, pareja, economía, emociones y me parece que se va entregando a las manos de quien tiene que llegar, cuando le encuentren un sentido a estas palabras que son las que necesitaba escuchar para tener un proceso, porque los temas son muy diversos y los especialistas también”.

¿Por qué utilizaste la etimología de cada palabra?
“No hay hilo negro, hay mucha información que desconocemos y que nos ayudaría a tener una vida mucho más enriquecida en las diferentes áreas para lograr el equilibrio que estamos buscando hacia la plenitud. Las etimologías hablan por sí mismas de qué se trata, por ejemplo, la del dolor nos hace entender que es algo que te golpea, te pule, nos habla de cuando llega el dolor a tu vida y en quién te conviertes cuando atraviesas un proceso de pérdida, entonces me gusta como reforzar que la misma palabra o la palabra por sí sola ya trae una enseñanza.
Creo profundamente que la palabra construye, nos construimos a partir de las palabras y aprender a manejarlas nos va a permitir enriquecer la vida y las relaciones, pero sobre todo la relación con nosotros mismos, a partir de ahí nos relacionamos con los demás, por eso busqué el cierre con la etimología para decir: Con o sin especialista, la palabra por sí misma nos dice de qué es”.

¿Cuál es la conversación que más te impacto?
“Honestamente cada una tuvo como una sorpresa, y sobre todo y mejor aún, un aprendizaje, entonces cada una de las conversaciones, yo que las trabajé, me fue aportando un nuevo enfoque que abría mis horizontes. Cuando estructuré el libro dije, las personas pueden cambiar, ampliar sus horizontes para abordar cada uno de los temas.
Por ejemplo, la del Dinero con Alejandro Saracho, uno de los principales especialistas de finanzas a nivel Latinoamérica y una de las personas más preparadas y apasionadas de su tema, con él me reconcilió con el dinero. Cuando tengo esta conversación con él, es entender que el dinero no es ni más, ni menos, que cualquier otra cosa en tu vida, y vas a recibir tanto dinero como seas capaz de manejarlo, te relacionas con éste de acuerdo a la conversación que tienes con él”.

¿Cuál fue la conversación que te sanó el corazón?
“Muchas conversaciones las fui procesando y entendiendo. La de la adicción es muy fuerte, porque de entrada la etimología habla de que no dices, no hay dicción, no estás hablando, entonces cuando no hablamos lo que nos está pasando y cómo nos estamos sintiendo, vamos justo en el camino de entrada a una adicción, y por supuesto, la dependencia.
Todo puede ser una adicción como relación tóxica con una persona o ser un workalcoholic. A partir de que no hablas buscas cómo diluyes lo que no hablar te está causando un dolor, un enojo, una frustración, una rabia, y entonces te vuelves adicto a las compras, al sexo, al Internet, al trabajo, a una relación tóxica, a una sustancia o a una conducta”.

¿Cómo fue el proceso de tu libro -Cuánto tiempo tardaste en hacer este libro?
“Cuando me gradué del máster en couching fue un deseo del corazón de ‘esto hay que compartirlo con más gente’, aprender a tener procesos de conciencia, sobre el lenguaje y lo que generamos con las palabras en la vida diaria, en el trabajo, en lo personal, si más personas lo supiéramos, mejor estaríamos en esta sociedad y me quedé con la idea de cómo lo comparto, entonces dije voy a hacer un libro a través de conversaciones con personas que tengan resultados, busqué especialistas y poco a poco fue cayendo cada conversación. Creo que cuando la intención es desde el corazón, aparece lo que necesitas para lograrlo”.

• Palabras para sanar /EDITORIAL PLANETA

¿Qué les dirías a aquellas personas que por miedo no se animan a dar este paso, a leer el libro para sanar algo, crear algo, lograr su sueño?
“Yo les diría que como humanidad todos vamos a cursar las mismas materias, la materia del dolor, del amor, de la pareja, de la resiliencia, en diferente momento por diferentes procesos y con diferentes maestros, entonces nadie nace sabiendo todo y es humano decir ‘necesito ayuda con esto’. El libro son conversaciones con grandes maestros, sin otro afán más que poner una herramienta para que lo que cada quien necesita. Las palabras pueden ser el puente, una muralla, según que tan consciente seas de lo que dices cada día de tu vida y en quién te estás transformando con la historia que te estás contando, entonces me parece que el libro pone una herramienta para tener más conciencia, y con esto, otras habilidades que nos lleven a mejores resultados y una vida más plena, porque ese es el sentido de la vida, que sea plena y mientras mejor estemos cada uno de nosotros, mejor van a estar las personas que nos rodean, esto como humanidad nos está haciendo mucha falta”.

¿Qué sigue para Julieta?
“A partir de que le estamos dando alma al libro, viene la parte de conferencias, para eso me estoy preparando más, ya tengo muchos años como conferencista en foros y empresas, pero aquí mi intención es hacerlo más masivo, yo creo fervientemente que todos somos uno, y que me queda claro, que si de algo se trata la vida es de compartir lo que a ti te ha funcionado, lo que pueda ayudar a construir y a que seamos mejores juntos. Posteriormente, darme el gusto de regresar a los medios, y esa son más opciones de compartir, me hace muy feliz compartir lo que la vida me ha permitido aprender y con muchísimo gusto con toda la humildad lo hago para quien sienta que esto puede ayudarle a tomar mejores decisiones”.