Columnas

Life style
27.03.2017
Cómo dejar nuestro ego a un lado para ser feliz.
¿Te identificas?
27.03.2017
Ana Karen Díaz García
Por: Ana Karen Díaz García
Akdiazg89@gmail.com
Cómo dejar nuestro ego a un lado para ser feliz.

 

Llevaba días enojada conmigo, con la vida, y le puse nombre a la situación “estoy enojada con mis papas” podía ir manejando y se me salían las lágrimas, lo cual es un estado inusual en mí, suelo ser una persona tranquila, con paz, y siempre estoy buscando mejorar en ciertas áreas de mi vida espiritual, para poder ser la mejor versión de mí, lo cual me llevo a reflexionar varias cosas; 
Primero identifique que mi ego lo único que quería para regresarme mi “tranquilidad” era hacerles ver como yo me sentía y en base a eso ellos pudieran reflexionar, para empezar el ego no puede regresarnos la paz, porque la paz no es algo del ego, la paz es algo del ser, es algo de Dios, entonces, me anime y les dije como me sentía y no la respuesta o la reacción no fue como yo esperaba, eso me hizo sentir un poco más frustrada de como ya me sentía, la impotencia de que no me estaban entendiendo, de que nunca suelo decir las cosas y cuando lo hago nadie me entiende, al poco tiempo de haberles dicho ya estaba más que arrepentida, pero las cosas pasan por algo si no les hubiera dicho, si no hubieran contestado lo que contestaron yo no hubiera podido tener esta reflexión: 
La solución nunca está afuera de nosotros y les juro que lo que está en tu mente es lo que vas a ver en tu mundo, esto me llevo a pensar, teniendo unos papas como los que tengo, con tantas virtudes, tantas cosas buenas, ¿Por qué enfocarme justamente en eso? En eso que yo creía que NO era lo correcto  ¿Quién soy yo para saber qué es lo correcto?, se trata de no juzgar las cosas, la naturaleza es tan sabia, si tan solo le pusiéramos un poco de atención, ¿cuando ves a un pájaro analizando o juzgando si está bien o está mal lo que hacen sus papas pájaros? O sus amigos pájaros? Y ojo si ese pájaro no juzga a su alrededor, mucho menos se juzga a si mismo.


Tuve la visión, supe que no estaba bien esos juicios que yo estaba emitiendo, que estaba poniendo mi energía en un lugar donde realmente no me estaba haciendo ningún bien a mi ponerla, me puse a pensar en todo lo bueno que tienen mis padres, empecé a sentir paz, una voz interior me dijo que tenia que decirles y agradecerles, por otro lado mi orgullo me decía; NOO ¡!! Si les dices nunca se van a dar cuenta y nunca van a cambiar y me di cuenta que;

 Cuando dejas tu ego a un lado , esas ganas de tener razón, como por arte de magia empiezas a sentir esa paz que emana de ti y las cosas empiezan a fluir a tu favor por si solas.