Columnas

El buen comer
18.04.2017
El ego de los "EX'
Un síntoma que a todos nos pega.
18.04.2017
Jeniffer Jimenez
Por: Jeniffer Jimenez
jenjet@outlook.com
El ego de los

 

 

“La vanidad es un mendigo que pide con tanta instancia como la necesidad, pero mucho más insaciable” 

-Benjamin Franklin 

 

Para los que somos ex de alguien o tenemos un ex, sabemos perfectamente que, en algún punto, en alguna de esas relaciones fallidas, ha salido esa partecita de nosotros que nos lleva a querer ser siempre los protagonistas. ¿A que me refiero? Bueno pues a todo ese dialogo mental que lleva a un ex pensar que ha sido lo mejor de la vida de alguien, que no va a encontrar a alguien igual, que fue el más tonto o tonta del universo al terminar, que es el terror de la nueva o nuevo. Y mil frases como estas.

¿Apoco no? Ahí está uno creyendo con toda seguridad que esa nueva pareja tiembla al escuchar nuestro nombre. Eso, eso es ego. Y es que es como una maldita lapa, se pega, y cuando menos esperas ya eres todo el centro del universo de ese ex, o al menos eso es lo que uno cree. Sí, es patético, con todas las letras, ¿duele saberlo? Sí. Pero dicen que la verdad libera y que la primera acción que se toma para aprender algo o ser mejor es aceptar los defectos. Aparte, justamente esto que en un principio nos hace sentir con cierto poder, al pasar las horas nos hace sentir mal, algo parecido al remordimiento. 

Entonces si fuera verdad o no que somos lo mejor que le ha pasado y que según nosotros no le volverá a pasar, de cualquier manera, esto no sirve de mucho porque hemos terminado, se acabó, the end. La noticia es que superar el ego es parte de superar la ruptura. El día que nos demos cuenta que en el cafecito con las amigas no estamos diciendo dramáticamente que somos ese amor inolvidable de él, entonces la luz aparecerá para avisarnos que hemos avanzado, que se ha superado. 

Y ¿Cómo superamos eso ego? Es sencillo de decir, complicado de hacer. Simplemente es observar nuestra mente, mirar ese pensamiento que nos hace sentir superiores e insuperables, aceptar que no es así, que no somos el centro de nadie, que se acabó y es momento de seguir. Algo super importante, las amigas en su afán de hacernos sentir mejor, nos dirán que estamos más guapas, que somos mejores, que es un imbécil, etc, etc. Esto se llama inflar el ego, y es lo que menos necesitamos, así que si somos valientes les pediremos dejar el tema por salud mental. Y si son sensatas lo entenderán. 

 

Con amor, 

Jen. 




Cargar
más columnas