Columnas

El buen comer
08.03.2017
La sarna en en las mascotas.
Conoce más sobre este tema.
08.03.2017
Centro Cultura Animal
Por: Centro Cultura Animal
ccanimal.info@gmail.com
La sarna en en las mascotas.

 

a sarna en perros es una enfermedad ocasionada por ácaros, parásitos externos microscópicos que dañan la piel. Existen 5 tipos diferentes de sarna y nos enfocaremos en los dos más comunes, su nombre hace referencia al parásito que la provoca: SarnaDemodésica (por Demódex canis) y SarnaSarcóptica (por Sarcoptesscabiei). Revisaremos ambas, sus síntomas, tratamientos y riesgos de contagio.

 

Sarna Demodésica.

El ácaro Demódex canis se encuentra en la piel de todos los perros como parte de su fauna normal, en cantidades moderadas es inofensivo y no provoca ningún problema al perro, las lesiones de sarna en perros por Demódex se presentan cuando este ácaro se desarrolla de manera anormal, en cantidades abundantes en poco tiempo, esta situación se ha relacionado a desórdenes inmunológicos o genéticos, además de que existen razas predisponentes a presentar problemas en la piel.


La sarnaDemodésica se manifiesta de dos maneras: la local y la generalizada. En la primera las lesiones se identifican como granitos y enrojecimiento en la piel que aparecen en zonas de la cara sin pelo, ligeramente pigmentadas, principalmente alrededor de los ojos y la boca; sin embargo, también se pueden ver estas lesiones en otras partes del cuerpo. Y la sarna demodésica generalizada se observa en todo el cuerpo del perro, las lesiones aparecen con enrojecimiento, inflamación, caída de pelo y, al igual que la manera local, se presenta comezón. Las lesiones pueden llegar a ser muy impresionantes ya que debido al sobre crecimiento del ácaro, pueden aparecer secreciones e inflamaciones severas.

 

Este tipo de sarna en perros no es contagiosa para el humano ni para otros perros, sin embargo siempre se recomienda utilizar guantes para el manejo de perros con lesiones de piel.

 

Sarna Sarcóptica.

El ácaro Sarcoptesscabiei no es parte de la fauna normal, se contagia por contacto con otro animal que sea portador, aunque no presente signología todavía. Los perros que padecen esta sarna presentan principalmente lesiones como descamaciones, granitos, inflamación, perdida de pelo y enrojecimiento y generalmente las primeras zonas dañadas son los márgenes de las orejas, codos, abdomen, pecho hasta llegar a presentarse en el resto del cuerpo. Esta sarna provoca una comezón desenfrenada y en casos avanzados un olor extraño.
Este tipo de sarna en perros es altamente contagiosa para los humanos y otros perros y a los perros contagiados se deben manejar con guantes de látex hasta que les sea indicado por el médico veterinario.

 

Diagnóstico de Sarna.

El diagnóstico de ambas sarnas se realiza a través de la historia clínica, del examen físico realizado en consultorio y auxiliado por estudios de laboratorio que consisten en realizar un raspado de la piel profundo, inclusive es necesario que haya un poco de sangrado ya que los ácaros se encuentra inmersos en la piel, para observarse al microscopio e identificar a dichos parásitos.

 

Tratamientos contra Sarna.

El tratamiento de sarna en perros es prolongado por varias semanas, y en ocasiones hasta meses, pero es importante terminarlo ya que si se interrumpe la recaída puede ser peor aún que la sarna inicial.

 

El tratamiento depende del tipo de sarna y de la forma en que se manifieste, pero básicamente se utilizan medicamentos orales y/o inyectados, además de baños medicados que deben ser aplicados con guantes y preferentemente por un veterinario.

 

Sarna en gatos.

Los gatos también pueden presentar sarna, aunque los ácaros que contagian a los gatos son distintos a los que contagian a los perros, y la sarna felina es menos común que la sarna en perros. Aquí una breve descripción de las distintas sarnas felinas.

  • La sarna notoédrica, producida por Notoedres Cati. Se da principalmente en gatos, pero puede ser contagiada a perros, conejos y humanos.
  • La sarna otodéctica o de las orejas, producida por el ácaro Otodectes Cynotis. Se presenta en gatos y en perros.
  • La sarna psoróptica o “caspa caminante”, puede confundirse con caspa, pero si se observa con atención se puede ver cómo se mueven los ácaros. Producida por Cheyletiella Spp. Se da principalmente en gatos, puede contagiar a perros y conejos y es altamente contagiosa al humano.
  • La sarna demodésica, producida por Demodex Cati. Se da sobretodo en perros (Demodex Canis), ocasionalmente en gatos y no es contagiosa.

 

Tips para poder ayudar a un perrito o gatito con Sarna.

Si te encuentras algún perrito o gatito con lesiones en la piel y quieres ayudarlo te damos unos consejos básicos para que puedas hacerlo y no te expongas a un posible contagio.

  • Para poder agarrarlo la mejor manera es con guantes de latex, pero puedes hacerlo también con alguna manta, cobija o toalla. Recuerda que no todas las lesiones en la piel son sarna y no todas las sarnas son contagiosas, además de que esto es solo para prevenir algún contagio hasta estar seguros de que es.
  • Trata de no lastimar su piel, evita dejarlo expuesto al sol.
  • Lava tus manos detalladamente siempre después de agarrar al perrito.
  • Lava sus pertenencias como cobijas, cama y juguetes con tela.
  • Evita remedios caseros como el aceite quemado en la piel.
  • Acude al veterinario de inmediato al percatarte de cualquier lesión en su piel.
  • Sigue el tratamiento correspondiente, recuerda que si posponemos o interrumpimos cualquier tratamiento podemos estar ayudando a que el ácaro tome más fuerza.



Cargar
más columnas