Columnas

Foodies
24.01.2018
Au pied de cochon
Clásico parisino
24.01.2018
Mel Glotón
Por: Mel Glotón
hola@melgloton.com
Au pied de cochon

La historia de este lugar comienza en Francia, país donde el primer Au Pied de Cochon abrió sus puertas hace setenta años. Con el paso del tiempo se convirtió en un punto histórico en París, haciéndose fama por su sopa de cebolla y distintos platillos preparados con carne de cerdo, además de estar abierto durante las veinticuatro horas del día. 

En México existe una réplica casi exacta del de París, desde los espacios, colores y materiales utilizados, hasta los detalles en la decoración y distintivos  como los centros de mesa en forma de cerdito. 

Fuente de mariscos

Una de las características principales de este lugar es que cuenta con una barra de mariscos bastante amplia y aquí los ostiones son un manjar. La bandeja de degustación tiene únicamente lo mejor y más fresco, cada uno con distintos tamaños, sabores y texturas. Dicen que tienen poderes afrodisiacos y para los amantes de los moluscos es un platillo que tiene cierta magia.

En la bandeja hay ostiones franceses fina clara, franceses especiales, baja california y kumamoto. Con esta presentación seguramente se te van a antojar.

Ensalada Lyonnaise

Un platillo tradicional que tienes que probar es la ensalada Lyonnaise, preparada al centro con un huevo poché con la intención que rompas la llema para que bañe todo lo que se encuentra en el plato. Se prepara con tocino salteado, papa y cebolla. En conjunto todo sabe delicioso, no estoy acostumbrado a comer ensalada con huevo, pero esta versión es realmente satisfactoria. 

Soufflé de pato

Tuve la oportunidad de visitarlos durante su festival del soufflé, donde distintas versiones tanto saladas como dulces se estuvieron preparando. 

Yo pude probar una creación del Chef Frédéric Lobjois simplemente espectacular, un soufflé de pato con foie gras. El soufflé estaba acompañada de  pechuga marinada con especias y champiñones confitados en persillade con sala de higo, también una pierna cocinada a la perfección, crujiente y jugosa, acompañada con papa sarladaise, que es una versión que toma un sabor sorprendente cuando se fríe en grasa de pato. 

Paris Brest

Para el postre les voy a recomendar el Paris-Brest, un pastel que por primera vez de hizo en honor a una carrera de bicicletas que se realizó entre las ciudades de París y Brest hace muchos años. La forma redonda de este postre representa una rueda, ocurrencia que asombró a toda Francia y hasta el día de hoy ha permanecido como un clásico. 

La corona de masa se parte por la mitad y se rellena con crema al praliné y frutos rojos, se espolvorea con láminas de almendra, azúcar glas y se termina con unos ricos detalles de avellanas garapiñadas. Una vez que lo pruebes nunca lo vas a olvidar.

La gastronomía francesa es catalogada como una de las mejores del mundo, y hoy este restaurante hace honor un gran concepto que se mantiene y año con año es visitado por más personas que se enteran de la historia del lugar que llegó de Francia a México.

 

Dirección: Campos Elíseos 218, Polanco. CDMX 

(En el interior del Hotel Presidente Intercontinental)

¡Sigue comiendo!