Columnas

Life style
08.03.2019
Cambiemos nuestra historia
Diego Guerrero
08.03.2019
Cambiemos nuestra historia

FOTO: GETTY IMAGES ISTOCK

 

Muchas veces cambiar la historia que creemos que por ley nos toca vivir esta cabr*nsísimo. Todos, absolutamente todos tenemos alguna historia que nos ha marcado y nos gustaría borrar, o por lo menos ya no repetirla.

Esa narrativa personal tiene un papel determinante en cómo abordamos las situaciones. Cómo nos acercamos a la gente y cómo encaramos nuestra autoestima. Culpando muchas veces a nuestros padres en la forma en que reaccionamos a los problemas, porque así fue como se nos dijo que se debía reaccionar ante la vida.

Hoy en día nosotros tenemos el poder de ser productores del éxito de nuestra propia estabilidad emocional, poniéndonos a trabajar más, en lo que no vemos, en construir cosas nuevas que nos hagan cambiar, y no en reconstruir una y mil veces cosas que ya no tienen solución.

 

FOTO: GETTY IMAGES ISTOCK

 

Es importante entender que nuestros papás muy probablemente hicieron lo qué pudieron con las herramientas qué tenían para ser una mejor versión de sus padres.

Muchos, vivieron cosas que los marcaron, momentos difíciles y talvez irreconciliables en familia, que sin darse cuenta talvez fueron repitiendo y perpetuándose con el paso del tiempo.

Nuestros padres y los padres de nuestros padres también fueron víctimas de un sistema que tal vez no se dieron cuenta, lo tomaron y lo hicieron suyo. Hoy, en estos tiempos, con el despertar de conciencia que muchos tenemos, con todo ese gran acceso a lo qué no tuvieron nuestros bisabuelos, tatarabuelos o muy probablemente nuestros padres.

Tenemos la oportunidad de repensar lo que pensábamos que estaba bien o mal, de ser libremente independientes, para no ser lo que se debe ser/hacer por definición o por moda. Tenemos el poder de rehacernos, pero siempre con la obligación de atrevernos a crear nuestra propia historia, defendiéndola a no sentirnos menos por ser diferentes.

 

 

FOTO: GETTY IMAGES ISTOCK