Columnas

Life style
24.09.2019
El valor del tiempo
De generación
24.09.2019
El valor del tiempo

FOTO: PINTEREST

 

En uno de mis tantos fines de semana decidí ir en compañía de jóvenes muy importantes para mí, al tianguis de antigüedades que se pone los domingos en “Plaza de la República” de Guadalajara (Av. México casi con Av. Chapultepec), ya que solía pasar por ahí pero nunca había entrado. Sin esperar que conocerlo despertaría mi curiosidad por el valor de las cosas. 

Había máquinas de escribir como las que utilicé durante la secundaria, Discman idénticos al de una compañera de la preparatoria; charolas que mamá tenía cuando yo era niño de una marca de refrescos con una imagen tan "natural" que encajaría perfecto en la publicidad actual con su nueva imagen. 

Ver todo eso y recordar el camino avanzado, las experiencias adquiridas, me hizo pensar en lo rápido que se devalúa lo nuevo y se vuelve viejo, elevando su valor como cuando era nuevo. 

 

VÍA: GIPHY.COM

 

Lo sé, suena contradictorio, incongruente, quizá hasta irónico pero actualmente ¿Qué no lo es? 

Si hoy en día queremos adquirir algo, se busca que no sea necesario agregarle algo pero que tampoco sea tan actualizado para asegurarnos de que sea atemporal, volviéndola una buena y duradera adquisición. 

Esto no solo lo vemos al momento de adquirir un celular que, en unos meses saldrá uno nuevo y perderá valor. Pero le dará uno mayor al tercer modelo que salió en la historia de la telefonía móvil, siempre y cuando aún funcione. Tristemente también lo vemos en las empresas al momento de incorporar a un nuevo integrante a su equipo laboral. El capital humano está siendo evaluado de manera muy similar. 

 

VÍA: GIPHY.COM

 

Si sabes mucho es lo mismo que saber solo las bases, ya no se quiere capacitar a nadie por lo que las personas están consiguiendo el resto del conocimiento, de manera externa a las empresas. Así como los accesorios del teléfono, que las marcas están vendiendo por separado. 

Hablar de este tema es bastante complicado (como todos los temas) porque no todo es blanco al igual que no todo es negro, y si bien se entienden ambas caras de la moneda no es justo que se esté "lucrando" de alguna manera con los valores adjuntos a las cosas necesarias y los gustos de las personas.