Columnas

Life style
02.09.2019
Fashion pact: llamado de emergencia
Fashiorama
02.09.2019
Álvaro Valadez
Por: Álvaro Valadez
alvaro@gentebien.com.mx
Fashion pact: llamado de emergencia

 

Vivimos en un mundo colapsado, en donde más allá de la constante inestabilidad e incertidumbre económica, es la crisis medioambiental la que sin duda requiere la participación urgente de todos y cuyas consecuencias comienzan a ser no sólo desastrosas sino irreversibles.

La sobreexplotación de los recursos naturales, la contaminación y el cambio climático son sólo tres de los ejes centrales que forman parte de esta crisis sin precedentes y que en definitiva representan el mayor reto al que nos enfrentamos como humanidad.

 

Alexander McQueen FW 2019

 

Ante esta terrible realidad, el sector de la moda poco a poco ha hecho consciencia del papel clave que juega en el porvenir y bienestar de nuestro planeta.

Considerada la segunda industria más contaminante después de la del petróleo, la moda tiene un rol determinante para cambiar el rumbo tan poco alentador hacia el cual nos dirigimos. Los datos son duros y contundentes: 7 billones de personas consumen alrededor de 100 billones de prendas, muchas de las cuales no llegan ni siquiera a ser vendidas; esto sin tener en cuenta el impacto social y las prácticas laborales que en ocasiones pueden ser calificadas de infrahumanas.

 

Burberry fw 2019

 

Ante esta situación de emergencia, a finales de agosto se hizo oficial el proyecto llamado Fashion Pact” (Pacto de la Moda) impulsado por el magnate francés François-Henri Pinault (CEO del grupo Kering que posee entre otras marcas a Gucci, Balenciaga, Yves Saint Laurent y Alexander McQueen) y bajo pedido del Presidente francés Emmanuel Macron. Con más de 32 compañías de moda, lujo y estilo de vida que integran a más de 150 firmas entre las que destacan Chanel, Burberry, Ferragamo, Prada, Hermès, Stella McCartney, Nike, Adidas, Puma, H&M y el grupo Inditex; Fashion Pact fue presentado en Biarritz ante los dirigentes del G7 el pasado 26 de agosto.

 

 

FOTO: FASHION PACT

 

Un acuerdo que también incluye a distribuidores y proveedores, y que establece objetivos en materia de lucha contra el cambio climático, preservación de los océanos y protección de la biodiversidad con metas fijas entre los años 2030 y 2050. Algunas de los objetivos establecidos son alcanzar cero emisiones de gases de efecto invernadero en 2050, desarrollo y aplicación de objetivos medibles científicamente (SBT) que protejan y restauren los ecosistemas, eliminación de plásticos de un solo uso y garantizar la explotación de energía 100% renovable en 2030. Este pacto no trata de sanciones ni de medidas reglamentarias, sino que representa un avance hacia formas de producción y consumo más responsables y sustentables.

 

Gisele Bundchen Vogue Brazil

 

Sin embargo, el hecho de que ninguna ONG forme parte del acuerdo ha despertado la incredulidad de ciertos grupos que cuestionan el verdadero impacto y el conflicto de intereses de una industria que finalmente impulsa el consumismo en su máxima expresión. Así lo mencionaba Pierre Cannet, codirector de WWF Francia (Foro Mundial para la Naturaleza) quien resaltó el hecho que entre el año 2000 y el 2014 el consumo de ropa en el mundo se duplicó y sentenció "Si se trata de vender cada vez más, usando energías renovables, eso no es suficiente.

 

 

Gisele Bundchen Vogue-julIo 2018

 

Se debe revisar el modelo, reducir la producción, hacer que la ropa se pueda usar por más tiempo”. Para Greenpeace resulta peligroso que la estrategia termine en falsas prácticas ambientales también conocidas como “greenwashing”. Lo único cierto es que en la moda al igual que en cualquier otra industria, la mejor policía y quien tiene el verdadero poder de cambio es la gente, el consumidor.

Llegó el momento de ser responsables de nuestras acciones en lo individual y en lo colectivo, y entender el impacto directo que tenemos en nuestro ambiente.

Debemos hacernos la misma pregunta que se plantea Stella McCartney (ejemplo perfecto de una marca sustentable con éxito) ¿Podemos sentirnos felices cuando usamos ropa que sabemos contribuyó a destruir nuestro planeta? La respuesta está en cada uno de nosotros.

 

Stella McCartney Invierno 2017

 

Stella McCartney Invierno 2019