Columnas

Life style
10.06.2019
Me olvidé de mí
Relatos y poemas
10.06.2019
Me olvidé de mí

Me olvidé de mí,

Por un tiempo me olvidé de vivir. Atardeceres pintados en el cielo ignorados y sonrisas de extraños buscando la mía pasaron desapercibidas.

FOTO: Getty Images

 

No me di cuenta de cómo o cuándo perdí las ganas de compartir y descubrir escenarios nuevos junto a ti, ni estando con mi sombra me nació la curiosidad de conocer aquella ciudad gris de soledad, y ahora veo que señales tuve demasiadas para darme cuenta de lo mal que acabaría todo eventualmente, solo que como por mucho tiempo hice, me olvidé de mi. 

 

Conozco las rutas que me llevaban a mi en ese entonces refugio, y le digo de esta manera porque para mí no era un hogar, solo era un lugar que a donde volteara veía cosas tuyas, menos a ti, y creo que a algo así no se le puede tomar cariño, no podía descansar ahí, no podía sentir ni mi corazón podía latir, todo me asfixiaba y no estuviste ahí para llenarme de aire la vida ni la ilusión.

FOTO: Carlos González, Instagram: carlosgrosas1, Parque de los Venados CDMX.

 

Creo que mi principal error fue creer que algún día me pondrías antes que a tus miedos y tu comodidad; por mucho tiempo hui de lo que eso implicó en mi vida, porque no podía aceptar el hecho de que la tonta idea de dejar de amarme por intentar amarte a ti sería suficiente y algún día me querrías de verdad, pero no fue así, y me costó más corazón el perdonarme tal maltrato y tratar de enmendar mi decisión, pero años después de esto aún hay días en que me encuentro con pequeñas lágrimas que aún saben a tu abandono, pero la diferencia es que ahora acepto mi responsabilidad y con ello me es suficiente para sanar.

 

Me olvidé de mi, de mi sonrisa, de quererme, decidí olvidarlo todo y no me importó porque creí que algún día tú me ayudarías a recordarlo.

 

 

He pasado estos años tratando de entender porque nunca pudimos ser, y es ahora que ha pasado tanto que me doy cuenta; el simple hecho de existir para ti es, o era, una vergüenza, dolor, miedo a ser quien en realidad eres o eras, y por eso jamás podríamos haber estado juntos como alguna vez soñamos, porque a pesar de que me olvidé de mi amor por mi, éste siempre estuvo ahí, escondido entre heridas y lágrimas que me provoqué, y aunque he tardado mucho, aquí estoy, queriendo encontrar más y mejores formas de amarme, así que gracias por todo, gracias por no quererme como siempre quise que lo hicieras, entiendo ahora que no lo necesito, ni de ti ni de nadie, porque me amo, y con eso basta, y en la medida en la que yo lo hago, alguien que también se ame quizá llegue a compartir este tipo de paz, o quizá no lo haga , y estoy tranquilo, porque me tengo a mi para quererme.

 

Por un tiempo me olvidé de mi. Me prometo no volverme a perder un atardecer por estar recordando cómo se sentía tu olvido, me prometo dejar que sonrisas de extraños saluden a la mía. Prometo no volver a olvidarme de mi.