Columnas

Life style
24.04.2019
Suelta las máscaras
Relaciones interpersonales más sanas
24.04.2019
Suelta las máscaras

FOTO: GETTY IMAGES ISTOCK

 

“A veces la historia que le estamos contando al mundo no es la misma que estamos viviendo por dentro.”

Donald Miller

 

Al hablar del tema de relaciones exitosas con las personas, creo que hay ingredientes básicos y vitales para que podamos lograrlo, pero sobre todo, debemos comprender que va a ser un arduo trabajo y esfuerzo de día a día. Nunca es tarde. Hoy, antes de que sigas leyendo, te pido que abras el corazón y que estés dispuesto a contestar cada pregunta que aparezca a lo largo de este escrito de forma sincera, real y transparente. 

Uno de mis top 10 de libros favoritos se llama SCARY CLOSE, del autor Best seller, CEO y conferencista Donald Miller; en español se llama ATERRADORA CERCANÍA, suelta el acto y encuentra verdadera intimidad. En mi caso, este libro ha sido clave y parteaguas, fue como un despertar y se los quiero contar (de verdad espero todos lo adquieran). 

 

FOTO: GETTY IMAGES ISTOCK

 

Como seres humanos, sin excepción, solemos vivir con muchos miedos, traumas, fracasos, pérdidas y vivencias, a la vez que experiencias positivas, éxitos y buenos recuerdos nos han ido moldeando para ser las personas que somos hoy en día, así que quiero preguntarte primeramente: ¿Quién eres hoy y en qué tipo de persona te han convertido las circunstancias de tu vida? 

Dicen que nunca seremos realmente amados hasta que dejemos de actuar o fingir, hasta que demostremos nuestro verdadero yo a quienes están a nuestro alrededor. ¿Será que realmente podemos confiar en que alguien nos ame tal cual somos y será que nosotros también podemos hacerlo? 

El libro habla del testimonio de Donald Miller, de cómo despertó a comprender que toda su vida se había valido de patrones no sanos, de máscaras y de actos para impresionar a otros (en su caso, sobre todo a las mujeres). Creo que en nuestros círculos sociales nos hace falta hablar más de este tema, de nuestra realidad como personas, de cómo se encuentra nuestro corazón y de qué es lo que hemos guardado dentro de él por mucho tiempo. 

 

FOTO: GETTY IMAGES ISTOCK

 

El tema de los patrones de vida es algo muy profundo que tiene que ver con esta pregunta: ¿por qué motivos haces lo que haces?

No pretendo para nada hacer menos las respuestas de nadie, ni resaltar lo negativo de nadie ¡NO! Mi intención es que este también sea un despertar y una reflexión para cada uno de ustedes aquí leyendo. Sé que existen todo tipo de historias, unas muy felices, otras muy tristes, unas llenas de mucho sufrimiento que jamás han sido contadas y otras con alegrías inmensas. Sea cual sea, respeto profundamente tu historia. Así que continuemos con algunos puntos que menciona el autor. 

Me asombra darme cuenta que a muchos de nosotros nos da pavor ser vulnerables y demostrar nuestro ser original e interior tal cual es, con todo y sus fortalezas y debilidades.

En el libro, el autor cuenta su experiencia al llegar a un centro de terapia llamado Onsite. En este lugar -especializado en procesos terapéuticos para una vida balanceada, relaciones sanas y entrenamiento profesional; el cual ha ayudado a personas para tratar traumas, temas de co-dependencia, adicciones, estrés y situaciones familiares- convivió con diversas personas que le compartieron sus historias de vida, tales como infidelidades, vidas dobles, deshonestidades y todo tipo de cosas no sanas que la gente hace para sentirse satisfecha y completa. 

 

FOTO: GETTY IMAGES ISTOCK

 

Donald explica que la vergüenza es uno de los problemas más grandes que podemos llegar a tener, pues nos hace escondernos y por consecuencia empezar a interpretar diversos actos y personajes a lo largo de nuestra vida, y quien se esconde es difícil de ser encontrado, conocido y amado. “Debemos de ser conocidos para realmente conectar con alguien” afirma el autor.

Tendemos a crear un ser falso de nosotros mismos para cubrir la misma vergüenza. Es decir, estas actuaciones y máscaras pueden ser desde los personajes que viven manipulando, controlando y mintiendo a otros, o el personaje que se deja manipular, el que tiene la necesidad de hacerse el chistoso en las reuniones con amigos, el que critica, el que no deja hablar a otros, el que no quiere opinar, el elitista, el que prefiere no comentar, el que se da aires de importancia, el que se burla y discrimina, el intelectual inalcanzable, el que se la vive rompiendo corazones, el que vive dependiendo de sustancias y/o medicamentos, el que se cree superior o mejor que otros, el enamoradizo, el que tiene fama de perfeccionista, el que se hace el malo y fanfarrón, el que quiere sobresalir siempre, el que presume, el que prefiere pasar desapercibido, el que se siente rockstar, el que se la vive corrigiendo a otros… todo tiene un por qué. 

Comprendo totalmente que para nuestro actuar diario, además influye nuestro temperamento y personalidad con la que nacimos, pero por ahora solo me refiero a la máscara o personaje que decidiste o tuviste que adoptar debido a las circunstancias que has vivido. 

Donald nos hace la invitación a soltar el acto, quitarnos la máscara y abrir el corazón, nos recuerda que el cambio verdadero en nuestro interior viene de encarar la dificultad de frente y buscar apoyo y ayuda de personas leales e incluso de profesionales de la salud emocional y mental, en ciertos casos. Tal vez tu vida de fantasía, actuación y máscaras ha estado afectando tus relaciones con otros. Tal vez has estado tan sumergido en tu papel a interpretar, que se te olvidó que las relaciones interpersonales importan, tu vida emocional y sentimental importa y el estado de tu corazón y el de las personas a tu alrededor importa. 

Hoy le quiero decir a tu corazón que su valor y autoestima no vive en otras personas y que la verdadera intimidad con otro ser humano significa estar unidos pero de forma independiente; respetando y valorando lo que la otra persona piensa, siente y es en su totalidad. Te quiero recordar que el amor verdadero a otros para nada controla, pero sí perdona, y que las verdaderas historias de amor y amistad no tienen dictadores, sino participantes voluntarios.Tal vez por eso es que la verdadera intimidad y cercanía con otro corazón es tan aterradora. Es lo que todos anhelamos, pero debemos de renunciar a tomar el control para obtenerlo”, dice el autor. 

El amor a otros y las relaciones interpersonales sanas (contrario a lo que muchas películas y canciones enseñan), no se trata de un juego en el cual siempre tenemos que ganar algo; es solo una historia de valentía que debemos disfrutar sin renunciar a nuestra verdadera esencia y sin buscar oprimir de ninguna manera al otro. El amor es una historia de decisión, y hoy puede ser ese día de despertar. Renunciemos a querer impresionar a otros con nuestra actuación y comencemos a vivir.

 

Por último te quiero preguntar ¿qué máscaras has estado usando debido a tu historia? 

…Ya es tiempo, comienza a soltarlas.