Columnas

Life style
08.04.2019
Tal y como soy
Por: Alexa Cara
08.04.2019
Tal y como soy

 

La semana pasada en mi Instagram hice una encuesta a mis seguidores en la cual hice preguntas como: ¿Estás totalmente satisfecha con tu cuerpo? ¿Crees que si pudieras cambiar eso que te molesta de ti serías más feliz?, ¿Crees que la seguridad tiene que ver con la belleza?, ¿Te comparas con otras mujeres u hombres en redes sociales?, ¿Te genera frustración ver vidas, cuerpo, outfits, ect, perfectos en redes?, ¿Te consideras tu peor juez?, entre otras. Las respuestas como ya me suponía fueron en resumen que una gran mayoría no esta satisfecho con su cuerpo, que sí serían mas felices si pudieran cambiarlo, que sí relacionan la seguridad con la belleza, que se comparan en redes y les genera frustración y que son sus peores jueces.

 

 

¿Cuál fue el objetivo de hacer esta encuesta? Demostrar la gran falta que hace empezarnos a aceptar y querer en su totalidad. Aceptarte tal y como eres no quiere decir que no tengas derecho a que algo de ti te moleste o a que transformes algo que no te resulta agradable o te causa conflicto pues eso es humano y tenemos derecho a hacerlo pero el detalle es que nos la vivimos quejándonos de nosotros y nuestros cuerpo y comparándonos con todo mundo.

Ponemos nuestra felicidad en el futuro y nuestro amor propio y aceptación en el “cuando esté flaca”, “ cuando me opere tal o cual”, “cuando este super marcada”, “cuando se me quite el vello con la depilación láser”, “cuando se me quiten las estrías”, “cuando no tenga celulitis”, etc. Siempre condicionamos nuestro amor propio y aceptación a un futuro incierto y cuando logramos es “cuando” entonces nos ponemos otro, siempre falta algo para aceptarnos y querernos. Si ya bajaste de peso, ahora es “cuando me ponga buena”, si ya te operaste la cara, ahora es “cuando me opere la panza” y así posponemos y posponemos el amor a nuestro cuerpo una y otra vez.

 

 

Si con el cuerpo que tienes ahora no te aceptas y no te amas, con el que “deseas” menos lo vas a hacer porque ese amor no depende de lo externo sino de lo interno. Y no, no voy a negar que sí ayuda hacer cambios externos, pues lo externo siempre afecta lo interno, si te ves mejor, te sientes mejor sí o sí pero el punto que quiero dar a entender es que esa insatisfacción aparentemente física viene de dentro de una falta de reconocimiento y aceptación propia, sino ¿Como te explicas que hay mujeres que para nada cumplen con el estándar de belleza y son sumamente felices y se aman y aceptan tal y como son? O bien mujeres hermosas con el cuerpo perfecto y que parece modelos de VS que viven sumamente insatisfechas que hasta coraje te da cuando se auto critican ¿si o no? La seguridad de una persona NO depende de la belleza o más bien de cumplir el estándar de belleza, de verdad, de no ser así no habría mujeres “perfectas” inseguras y mujeres “cero perfectas” con la seguridad hasta las nubes.

 

 

Si tienes un conflicto con tu cuerpo, tu peso, tus caderas, tus lonjas, tus arrugas o lo que sea, deja de darle poder, deja de enfocarte en eso que tanto te enoja porque recuerda que en lo que te enfocas crece. Cuando te veas en el espejo y veas esa verruga con pelo que tanto odias (que te aseguro que es en lo que te vas a enfocar), distrae a ese duro juez y dile lo hermosos que son tus labios o tus ojos, dile lo divinas que están tus pestañas, enséñale lo increíble que luce tu pelo o tus uñas y encuentra todo eso que sí amas y que sí te gusta (te aseguro que algo hay) y en eso enfócate.

 

 

Si quieres cambiar algo como bajar de peso, marcarte, operarte la nariz o cualquier cambio ¡Házlo! Pero no lo hagas desde el: “te odio maldita lonja horrible” sino desde el “te acepto en este momento de mi vida y sé porque estas aquí y cómo fue que yo dejé que llegaras ( toma responsabilidad) y te agradezco que te vayas porque sé que luciré más hermosa de lo que ya soy sin ti” ¿ves qué diferente?

Un cambio desde el rechazo genera vacío pues cuando lo hagas te llenará por 5 minutos y luego aparecerá de nuevo el vacío pero un cambio desde el amor y la aceptación genera transformación plena porque si ya te amas y te aceptas tal como eres, imagínate con esos kilos de menos o con esa nariz de princesa que tanto querías. Yo no soy de la idea de “acéptate tal como eres y si algo te molesta de tu cuerpo, quédate así, ni modo así naciste y acéptalo” ¿Entonces la ortodoncia, los cortes de pelo o incluso el maquillaje ya sería no aceptarte? Creo que el querer lucir mejor es amor propio y que no tiene nada de malo siempre y cuando parta desde la aceptación y desde entender que tu valor como ser humano, mujer u hombre no dependen de cómo luces sino de lo mucho que tú te valores a ti mismo, tú eres quien pone el precio.