Columnas

Life style
12.04.2016
Tulum
Un lugar mágico
12.04.2016
Alvaro Bayardo
Por: Alvaro Bayardo
josebayardo5@gmail.com
Tulum

Quinta Roo, es considerada la capital de la fiesta y los mejores antros de México, además de sus elegantes playas de arena blanca y aguas cristalinas, hacen a este destino un imprescindible en la bucket list de cualquier viajero en el mundo.  

Todos piensan automáticamente  en Cancún o en Playa del Carmen, donde las grandes cadenas y conglomerados comerciales se han apoderado del turismo nacional como internacional. Lo que tienes que considerar es que a solo 40 minutos (Playa del Carmen)  se encuentra un lugar que vio nacer a reyes, que levantaron una ciudad de piedra al borde de un acantilado con vista a un imponente Caribe color turquesa. Los mayas no estaban equivocados, Hoy Tulum es un paraíso cosmopolita de clase mundial que alberga un concepto eco-chic de sello mexicano que ha sido capaz de reinventar el lujo, tradición y ecología.

Azulik Tulum, es el único complejo de villas tipo “palapa” que se destacan por estar construidas en su totalidad con maderas locales de la región, siguiendo la línea de la zona arqueológica están erguidas sobre un acantilado con vista al Caribe mexicano.

La tranquilidad comenzó al hacer mi check-in en punto de las 7 de la noche y, que mejor que al entrar ser bien recibido por un fresco coctel tropical que presagiaba una maravillosa noche. El cansancio en mi cuerpo era notorio después de pasar un largo día navegando en yate por Cancún, por lo que el amable personal del hotel me alentó primero a cenar en su peculiar restaurante, el cual me hizo sentir como en medio de la selva, entre grandes hojas de palma y una barra redonda con bancos altos de madera finamente pulida pude cenar y comenzar a vivir un momento de relajación.

Al terminar mi cena, me di cuenta de por qué la insistencia de que pasara a cenar antes de entrar a mi cabaña, al abrir la puerta cada rincón de la habitación estaba iluminada por alrededor de unas 30 velas, ninguna habitación cuenta con electricidad, a excepción de un enchufe para cargar tu celular, por primera vez en mucho tiempo deje correr el agua caliente en la tina y me relaje viendo los últimos minutos del ocaso.

 Sale el sol y las olas rompiendo en la orilla de la playa son la mejor alarma que pueda existir. Yo te aconsejo, sal  a la terraza privada de tu cabaña, pide el Omelette del día y desayuna en la cama flotante, al terminar date un buen baño con sales, pero ahora en la tina exterior al borde del acantilado y ponte a pensar en nada!

Literalmente estas en medio de la selva, todas las ares comunes están rodeadas de vegetación, es una aventura recorrer los pasillos del hotel. El club de playa es pequeño y privado, solo encontraras un par de hamacas y asoleaderos para agarrar tono bajo el sol.

Más que sus ruinas arqueológicas y horas de estar tirado en sus arenas blancas, te recomiendo ya sea para comer o cenar Mezzanine Thai Restaurant & Martini Bar que tiene una vista al mar increíble, también  El Gourmet Tulum, su nombre lo dice todo, la alta cocina de este restaurante cumplirá con tus expectativas.

 Por las noches tienes que ir al club de playa del “Papaya Project” siempre alberga bandas locales y en temporada alta hay un repertorio de DJs que crean un ambiente increíble.

Tulum es el refugio perfecto para una luna de miel o para pasar un fin de semana con tu pareja, sobre todo  lo recomiendo ampliamente para todo aquel viajer@ solitario, te vas a desconectar de las masas de turistas, de todo aquello que te pueda abrumar, no vas a ver en ningún momento tu celular porque vas a darte la oportunidad para rencontrarte contigo mismo, de ver las soluciones y no los problemas, recuerda que al estar solo simplemente estas acompañado de la persona que más importa…TU MISMO!.