Columnas

Life style
13.11.2018
Victoria's Secret Fashion Show 2018: todo cambió
Fashiorama
13.11.2018
Álvaro Valadez
Por: Álvaro Valadez
alvaro@gentebien.com.mx
Victoria's Secret Fashion Show 2018: todo cambió

 

El mundo está cambiando, o mejor dicho el mundo ya cambió. Vivimos momentos de incertidumbre y aprendizaje constante ante una nueva realidad global en todos los sentidos; nuevas manera de comunicarnos, de relacionarnos, de entretenernos, de producir, de consumir, de trabajar… Todo se vive y se entiende desde una perspectiva completamente distinta a la de hace unos cuantos años. Así, lo que hace una década era relevante y trascendente, hoy parece haber perdido en gran medida el sentido.

Tal es el caso del desfile más mediático y célebre de todos los tiempos, el Victoria´s Secret Fashion Show. Creado en 1995, el desfile de lencería de la firma Victoria´s Secret se convirtió en un hito de la cultura popular al ser transmitido por televisión en más de 190 países y alcanzar una audiencia estimada en 800 millones de espectadores. Las modelos más cotizadas del mundo se adjudicaban el título de “ángeles” al formar parte de un selecto grupo de mujeres que protagonizaban el desfile y las campañas de esta marca que construyó el imaginario colectivo de lo que era ser “la mujer perfecta” de finales del siglo XX. Sin embargo, en plena era digital y a 18 años de distancia del fin del siglo pasado, la mujer del nuevo milenio ha generado su propia revolución. Una batalla que parece haber alcanzado su clímax con movimientos como el #MeToo y #TimesUp, en donde son ellas mismas quienes con una voz libre dictan sus propias reglas y se alejan de todas las imposiciones, limitantes y estereotipos.

La semana pasada se realizó en Nueva York el desfile de Victoria´s Secret que será transmitido el próximo 2 de diciembre en todo el mundo, sin embargo en esta ocasión el gran espectáculo y el ejército de súper modelos parecen no haber sido suficientes para contrarrestar el fantasma que persigue a la firma de lencería. Basta con conocer el rumbo que ha tomado la compañía Victoria´s Secret en los últimos meses para comprender que ya nada es igual, y que el “ocaso de este ángel” nos confirma una vez más que los tiempos han cambiado. Los números que arrastran la marca desde hace meses son contundentes y poco alentadores: en 2017 contrajo sus ganancias 15%, su colección de trajes de baño despareció, los raitings de los desfiles en los últimos años han caído casi a la mitad, este año el valor de las acciones de la empresa matriz han perdido casi un 50% de su valor y según estudios, la percepción del valor de la marca por parte de sus clientas cada día es más negativo.

El que parece ser uno de los capítulos más obscuros de la firma viene acompañado de la partida de los “ángeles” más icónicos como Alessandra Ambrosio, quien tras 17 años de protagonizar los desfiles anuales, el año pasado decidió “colgar sus alas.” Este año tocó el turno a la también brasileña Adriana Lima de 37 años, quien con un emotivo homenaje durante el desfile, se despidió de la firma que la catapultó a la fama en 1999 y la hizo “volar” con sus propias alas.

 

ADRIANA LIMA

 

Fue la misma Adriana Lima la que hace meses anunciaba que ya no volvería a quitarse la ropa por causas superficiales y admitía que las presiones por ajustarse a los estrictos estándares de belleza ya no encajaban con su forma de vivir y de pensar. Una nueva filosofía y manera de entender no sólo a la mujer sino a la vida misma, una visión que está más en tono con estos tiempos y que dista mucho del 90-60-90 y de la cosificación de la mujer como un simple objeto sexual o de entretenimiento.

 

ADRIANA LIMA

 

Si bien el brillo y la ostentación del desfile de Victoria´s Secret sigue presente este año con modelos como las hermanas Hadid o Kendall Jenner, el Fantasy Bra de un millón de dólares, la alta moda con creaciones exclusivas de la diseñadora Mary Katrantzou o el intento de abrirse a la diversidad y multiculturalidad con modelos como Winnie Harlow; parece que esto ya no es suficiente para capturar la atención del público.

 

KENDALL JENNER

 

BELLA HADID

 

ELSA HOSK

 

GIGI HADID

 

WINNIE HARLOW

 

En 2018 la historia debe contarse de una manera distinta, la forma y el fondo resultan igual de importantes para construir discursos que sean contundentes y empáticos con las audiencias. Hoy la moda, contrario a lo que se está generando en otros sectores, se aleja cada vez más de las viejas dictaduras para abrirse a la autenticidad, la diversidad, la libertad y el respeto. Porque la perfección no existe y los ángeles están en el cielo. No hay duda, el mundo cambió, cambiamos todos.