Columnas

12.07.2017
J´ ADIOR!
Francia celebra su fiesta nacional
12.07.2017
Álvaro Valadez
Por: Álvaro Valadez
alvaro@gentebien.com.mx
J´ ADIOR!

El día de hoy Francia celebra su fiesta nacional, la conmemoración de la toma de la Bastilla que marcó no sólo el inicio de la Revolución sino la conquista de la igualdad y la libertad. Un país cuya riqueza cultural y artística no sólo construyen su historia sino su presente, y que sin duda todos entendemos y disfrutamos algunos de los símbolos y elementos que han hecho de Francia una de las naciones más bellas y apreciadas por el mundo entero.
Uno de esos símbolos es la moda, en concreto la Alta Costura (Haute Couture) que única y exclusivamente se realiza en París lo que la ha llevado a ser nombrada desde hace décadas la cuna de la moda.
Hablar de la moda francesa es hablar de Christian Dior, una figura indispensable no sólo de la moda sino de la cultura y la estética universal. Un hombre, una leyenda, un ícono de la elegancia y el buen gusto, forjador por derecho propio del término chic parisien (chic parisino) que describe ese je ne sais quoi que caracteriza a mujeres y hombres que habitan la capital francesa y les brinda una sofisticación innata que resulta enigmática e inigualable.


 

Por esta y otras razones, la semana pasada se inauguró en el Museo de las Artes Decorativas de París la exposición Christian Dior, couturier du rêve (diseñador de sueños), la exhibición más grande jamás presentada en un museo de la capital francesa y que celebra los 70 años de la fundación de la emblemática casa de moda francesa. Más de tres mil metros cuadrados que abarcan en su totalidad las salas del museo son el espacio perfecto para albergar la primera exposición dedicada a Dior en 30 años y que estará abierta al público hasta el próximo 7 de enero. Una fastuosa retrospectiva de la firma en donde no sólo se hace el repaso al trabajo de Christian Dior desde que revolucionara al mundo con su New Look, sino también al legado de Dior en estos 70 años y que ha sido también mérito de los directores artísticos de la maison tras el fallecimiento de Monsiuer Dior: Yves Saint Laurent, Marc Bohan, Gianfranco Ferré, John Galliano y actualmente Maria Grazia Chiuri quien es la primera mujer al mando de Dior.

 


Más de 300 vestidos de Alta Costura, sombreros, joyas, perfumes, bolsos, zapatos, bocetos, ilustraciones, fotografías y publicidad que conforman el mito Dior son exhibidos a la par de piezas de arte que pretenden generar un diálogo y una reflexión acerca de la proximidad de la moda propuesta por Dior con el arte.
Como el gran amante y conocedor de arte que fuera en vida Christian Dior, su trabajo y el de sus respectivos sucesores es el reflejo claro de su extraordinario quehacer repleto de referencias e inspiración artística. Como mencionan  Florence Müller y Olivier Gabet curadores de la exhibición, al presentar los vestidos y las piezas de arte en conjunto los visitantes no sólo tendrán una idea de las “raíces de la creación” sino que entenderán “la vasta cultura que Christian Dior y los diseñadores que lo sucedieron poseen. Ellos verdaderamente exploraron la historia del arte. Es importante que la gente sepa que la moda no es fácil. Dior y sus diseñadores marcaron pauta en la cultura”.


Así, con esta exposición única se abre una caja de secretos no sólo del fantástico mundo de la moda y la Haute Couture sino de las artes y la cultura francesa que han dejado de ser un tesoro nacional para convertirse en una joya de la humanidad. Lejos de la sombra de frivolidad que siempre persigue a la moda, Dior representan la maestría y la visión no sólo de su fundador sino de cada una de las mentes y manos que han hecho de esta casa de moda una inagotable fuente de inspiración y belleza para el mundo. Una labor titánica en tiempos en donde el pasado y la historia son despreciados y en donde la banalidad y el mal gusto se han apoderado de la cultura popular. Por eso hoy más que nunca celebremos y honremos el legado de Christian Dior ¡Vive Dior!




Cargar
más columnas