Perfiles / Entrevistas

Alex González

Se ha convertido en el fabricante de su propio tequila.

Alex González

11.12.2017

TEXTO: ARACELY AGUILERA
FOTOS: CARLOS MONCADA

El baterista, productor y compositor Alex González de Maná y también De la Tierra -una banda de rock pesado- este tapatío se ha convertido en el fabricante de su propio tequila. El sueño de Mala Vida está tomando forma, nos cuenta en entrevista acerca del concepto, sabor y se suma a esta industria llevando un mensaje a nivel internacional de lo que se produce en esta tierra

LA IDEA.
“Siempre me ha encantado el tequila. Uno de mis proyectos era hacer mi propia bebida y siendo Maná de Jalisco, que ha puesto tan en alto el nombre de Guadalajara a nivel internacional, se me hacía lógico hacer un tequila con mi propio sabor, diseñar la botella y estar al 100% detrás de la marca. La idea surgió en 2012 ó 2013, además pensé, el alcohol y el rock and roll van juntos, toda la vida, son el matrimonio perfecto”.

EL EQUIPO.
“Mi socio es Álvaro González -no es mi pariente- somos grandes amigos, él estuvo trabajando con otras marcas en España con experiencia en ventas y marketing que para mí era importante.
Fuimos armando el equipo, invitamos a José Manuel Amutio, que tiene mucho conocimiento de lo que es importación y exportación, ventas, restaurantes, bares y cómo se tiene que manejar todo eso”.

EL NOMBRE.
“Me gustó Mala Vida porque es como doble sentido, muy mexicano, cuando las cosas van bien de pronto dices ¡Qué mala vida te estás dando! Pero quería que fuera un tequila con mucha personalidad. Algo muy actual, joven, muy rock and roll. Un nombre fácil de pronunciar en español y en inglés”.

EL DISEÑO.
“Plasmé todas mis ideas en una botella, tiene un corcho de calavera, un símbolo que siempre ha estado presente en el rock and roll y en nuestra cultura, pero también quería que tuviera ese aspecto vintage, como en las viejas botellas de la revolución, muy sencilla, limpia y práctica. El diseñador es Carlos Pérez, también ha hecho portadas de disco de Maná”.

LAS ETIQUETAS.
“Tienen mis iniciales y unas baquetas con letra estilo inglés, como muy la onda de L.A. de la cultura chicana, los tatuadores la usan mucho. Logramos la etiqueta del blanco y también del reposado.  Ahora estamos trabajando en el añejo para el año que viene con una botella original y única.

EL DESTILADO.
“Nos tardamos hasta decir, éste es el sabor. Iniciamos en Tequila y teníamos otra opción en Arandas y nos fuimos por la fábrica de Arandas, es una compañía maravillosa que está apoyándonos, cuidando cada detalle, desde la selección del agave, es alucinante”.

LA EXPORTACIÓN.
“Empezamos a vender a finales de 2016 en España y ha tenido muy buena aceptación, estuve haciendo catas y cada vez más la marca se va dando a conocer, además no hay muchas marcas de tequila en España. De ahí nos brincamos a California, también en Texas y obviamente en Jalisco, ahora está en Colima, San Luis Potosí y Tijuana; próximamente en el resto del país”.

LOS NÚMEROS.
“El ideal era tener un tequila muy popular y accesible para todos. Ese fue otro gran trabajo en números, queríamos un tequila selecto a bajo costo. Hacemos las cosas como si fuera una compañía Premium, queremos que sea un tequila exitoso y que la gente lo vaya recomendando de boca en boca”.

EL FUTURO.
“Estamos viendo la posibilidad de llegar a Nueva York, Chicago, Argentina, Las Vegas y seguir poco a poco, no tenemos prisa porque lo que queremos es desarrollar una gran marca y hacer cada cosa a su tiempo.  El enfoque siempre fue el líquido y en un futuro vamos a hacer un lote de tequila Premium, algo muy exclusivo”.

Mala Vida ha tenido gran respuesta en México porque la producción que se tenía para un año, se terminó en tres meses. ¡Pruébalo! Está de venta en Vinos América y Súper La Playa.

www.tequilamalavida.com