Perfiles / Entrevistas

Matt Gondek

Pinta, viaja y le gusta conocer gente

Matt Gondek

11.07.2017

TEXTO: ARACELY AGUILERA

FOTOS: CECI MORENO

 

A sus 34 años, Matt Gondek pinta, viaja y le gusta conocer gente. De ser un ilustrador freelance y hasta vendedor de seguros, el estadounidense decidió salir al mundo para dar a conocer su arte a través de murales con un estilo es pop deconstructivista. Durante su corta visita por la ciudad, gracias a la plataforma PM_10, Matt hizo un mural de 14 metros dedicado a la valentía mexicana con el tema Héroes Anónimos en un edificio ubicado  en la calle Pavo #119, entre López Cotilla y Avenida Juárez. ¿Quién es el protagonista? Blue Demon. Realizó además otros murales, Mickey Mouse en el estacionamiento de Dorothy y un Snoopy en Tlajomulco.

¿Qué es el arte urbano?

“Hay que saber diferenciarlo. Cuando es vandalismo es ilegal, es para marcar territorio y poner tu nombre;  yo quiero que la gente se sienta identificada con un personaje que ya conozca. Trato de hacerles mejor el día con lo que pinto”.

¿Por qué sueles utilizar personajes o caricaturas?

“Principalmente por mi infancia. Me gusta usar personajes que puedan asociar fácilmente. Siento que en ocasiones mucha gente no entiende el arte o se siente intimidada, yo elijo caricaturas y la gente las puede reconocer inmediatamente”.

¿Qué dicen para ti estos personajes?

“Me gusta mucho Homero Simpson o Mickey Mouse, lo que yo hago es destruirlos y es una forma de decir que ya es suficiente. Y uso estos personajes en Estados Unidos porque los vemos todos los días, pero en Guadalajara estoy haciendo a Blue Demon, aquí el significado es distinto porque todos lo reconocen, pero trato de darle una vida distinta, un nuevo elemento, mostrarlo de manera diferente”.

¿Cuál es el potencial que tiene un mural, a diferencia de presentar una obra en una galería?

“Cuando algo está en una galería o la casa de alguien solo es para un pequeño grupo de personas pero cuando está afuera es para todos, el arte debe ser para todos”.

¿En qué otros lugares del mundo has expuesto tus murales?

“Hong Kong, Canadá, Estados Unidos y aquí”.

Cuéntanos un poco sobre tu técnica

“Antes de pintar era un ilustrador digital. Llegué a la conclusión de que ya no quería pasarme la vida frente a una computadora. Cuando empecé a pintar trataba de replicar lo que hacía en la computadora con un proceso muy limpio, mi meta con cada pintura es que cuando la gente lo vea tenga la impresión de que es digital”.

¿Qué piensas de la crítica?

“Hasta ahora me ha ido bien, pero hay un pequeño grupo de personas diciendo que me robé a Homero Simpson, pero a la mayoría de la gente le gusta lo que hago. Al final del día amo lo que hago, me gusta pintar personajes que tanta gente quiere y además, ¿a quién le importan los críticos?”.

¿Cuál es la mejor parte de pintar?

“Viajar, conocer gente, hay muchos artistas que solo se sientan en su casa a pintar para ellos mismos y yo creo que es muy importante salir al mundo y compartir lo que haces con todas las personas”.

¿Cómo haces para mejorar tu trabajo?

“Siempre trato de hacer la pintura mejor a la anterior. Hay muchas cuestiones técnicas, pero todo está en hacerlo lo mejor posible”.