Perfiles / Entrevistas

Pinki Corvera

Altruista de corazón

Pinki Corvera

07.03.2019

TEXTO: XOCHITL MARTÍNEZ
FOTOS: CARLOS MONCADA

Es una mujer activa de casi 80 años, fundadora y asesora de todos los proyectos y programas de la institución femenina Pro México, asimismo, participa en el programa Adopte una Obra de Arte y trabajó por 45 años en el IJAS.

Actualmente, Pinki no tiene tantas labores como antes, le bajó un poco al ritmo por su edad, pero toda su vida ha sido inquieta y ha trabajado por su comunidad. Su primer acercamiento al voluntariado fue cuando asistía a los orfanatorios con su mamá y cuando se casó pensó en hacer algo más en forma, por lo que junto a unas amigas se les ocurrió crear una institución sin filiación política, ni religiosa, para hacer algo por su comunidad, su Estado y su país, logrando fundar un tipo universidad de voluntariado. Desde entonces se ha dedicado a este hermoso proyecto, que está por cumplir 30 años y del que también recibió la formación necesaria para ser una voluntaria exitosa.

 

 

Al ser pioneras en el ámbito, el principal reto que tuvieron que enfrentar fue la credibilidad del proyecto que estaba surgiendo, el cual ha crecido hacia diferentes ciudades del país.
Considera que su mayor logro como mujer es ser mamá y formar hijos que saben trabajar y ser destacados.

Su prioridad es su familia, por lo que es difícil combinar su labor profesional con su vida personal, pero se requiere organización.

Su sueño es “terminar mi vida contenta, completa, tener una bonita muerte, seguir haciendo cosas por los demás mientras siga teniendo energía, que todavía la tengo y seguir trabajando siempre, no aislarme”.

Le encanta ser mujer, ser mamá, le fascina lo femenino y aconseja a las mujeres que “se organicen, se preparen, que hagan su trabajo profesional y bien, que primero es la familia, pero que también la comunidad las necesita y hay que trabajar las dos áreas”.

 

 

Considera que hombres y mujeres son iguales “y tenemos que trabajar todos por igual por este México que nos necesita”.

Esta amorosa mujer se describe como inquieta, nerviosa, que quiere abarcar demasiadas cosas, pero está contenta con su vida y con lo que ha logrado, siente que ha hecho algo por su comunidad, lo que le da satisfacción y espera seguir haciendo algo por los demás hasta su último día de vida.

Le gustaría que hubiera igualdad de oportunidades para las mujeres, ya que su labor es fundamental en el mundo porque hace mucho por la comunidad y su influencia es “tremenda”.

 

Más de Pinki Corvera...
Virtud: “Soy fiel”.
Pasión: “El querer hacer las cosas y los proyectos, soy muy apasionada”.
Reto: “Seguir haciendo proyectos y programas; y seguir empujando a los jóvenes para que todos trabajemos por este país”.