Perfiles / Entrevistas

Teté Mora

Enseñanzas de India a Occidente

Teté Mora

18.02.2020

 

 

TEXTO: XOCHITL MARTÍNEZ

FOTOS: VISHWAS BHARADWAJ

 

 

 

 

Teté Mora es una joven apasionada, abogada de profesión y maestra de yoga, quien a sus 25 años es una de las cinco mujeres en todo el país autorizada nivel dos por el Instituto de Ashtanga Yoga en Mysore, India para enseñar este método de yoga. Dicha institución es la mayor escuela de ashtanga yoga en el mundo y la única que puede formar maestros en este método.

Esta chica comenzó su práctica de yoga a los 18 años, ha viajado a varios países para seguir su formación, sobre todo a la India para estudiar con el principal maestro de ashtanga yoga, R. Sharath Jois, quien en 2019 le otorgó la autorización nivel dos para enseñar dicho método, un reconocimiento especial que este maestro da al alumno que considera listo para trasmitir esta práctica de yoga en cualquier lugar del planeta.

Teté ha viajado en tres ocasiones a este país, por uno o dos meses, para aprender y completar las dos primeras series de posturas para lograr esta meta tan importante.

 

 

¿Cómo surge tu gusto por el yoga?

“Cuando tenía 15 años, una amiga me llevó a una clase de yoga y desde el primer día me encantó. Me sorprendió la paz y tranquilidad que me hizo sentir esa serie de movimientos y posturas, la conexión tan especial que sentí con mi mente y con mi cuerpo.

Tres años después, la vida me volvió a llevar a clases de yoga y desde ahí no he parado, me encontré con una maestra muy preparada que me guió durante los primeros años de mi práctica en ashtanga, empecé a viajar a conocer maestros autorizados y al principal maestro Sharath, a partir de ahí me animé a visitar la India a los 21 años y seguí “entrenando” todos los días hasta la fecha”.

 

¿Qué estilo de yoga practicas?

“El método de Ashtanga Yoga, es un método tradicional que tiene distintas series de posturas, el alumno va aprendiendo una a una. Uno de los principales objetivos del yoga es la meditación que se crea al hacer esta secuencia de posturas alineadas con la respiración. Es yoga muy dinámica, pero al mismo tiempo logra darle mucha calma y estabilidad a la mente por medio de estos movimientos y posturas”.

 

¿Cuál fue el parteaguas para decidir formarte como instructora de yoga?

“Conforme me fui adentrando en la práctica, empecé a sentir muchísimos beneficios desde físicamente, mi cuerpo se sintió más ligero, empecé a hacerme más disciplinada, a comer mejor, a sentir más paz y tranquilidad, claridad en mis pensamientos y emociones. Me apasioné tanto que quería compartir esta práctica tan mágica para mí y poco a poco las situaciones me fueron llevando a convertirme en maestra”.

 

 

¿A qué se refiere dicha autorización?

“Existen dos tipos de autorizaciones: Nivel 1 y 2, esto se refiere a la serie de posturas que puede enseñar el maestro, ya sea la primera serie o la segunda serie, que es más avanzada. En México hay alrededor de 15 maestros autorizados. También existe la certificación, que es el reconocimiento más importante recibido por los alumnos de ashtanga yoga y pocas personas son maestros certificados de ashtanga, lo cual quiere decir que tienen más de 10 años viajando a la India a estudiar con el maestro y han completado las primeras tres series de Ashtanga”.

 

¿Qué sentiste al recibir tu autorización de la segunda serie?

“Este tercer viaje a la India superó mis expectativas, sentí muchas emociones, me dio mucha alegría, lloré de felicidad y me sentí en completa gratitud de haber tenido tantas oportunidades que me llevaron hasta este logro tan especial. Me di cuenta que los esfuerzos y sacrificios valen la pena y se recompensan, creer en mí fue una clave fundamental para seguir todos los días trabajando por mis objetivos”.

 

¿Qué significa la autorización de segunda serie?

“Que eres un maestro autorizado para enseñar la primer y segunda serie de posturas de Ashtanga Yoga”.

 

 

¿Cómo fue tu experiencia en la India?

“Increíble. La India es un país lleno de colores, de vida, muy espiritual, que te hace reflexionar y también valorar porque hay mucha pobreza. Estudiando en este centro de yoga es una experiencia enriquecedora, la práctica y estar fuera de casa te llevan a lugares profundos de reflexión y de conocimiento de uno mismo, es como un retiro espiritual. Me dio muchos aprendizajes personales y en los diferentes viajes que he hecho a India, he conocido gente muy valiosa con la que comparto el camino del yoga".

 

¿Cómo has cambiado tu estilo de vida a partir de incursionar al mundo del yoga?

“Desde el primer día empecé a ver cambios en mi estilo de vida, me interese por tener una alimentación más saludable, por cuidarme y cuidar mis pensamientos, mis amistades. También mi mente se volvió calmada, empecé a tener una fuerte conexión con mis emociones y mis pensamientos. Muchísimos cambios para una vida saludable, agradecida, con más amor y empatía por los demás”.

 

¿Cuál ha sido para ti la mejor enseñanza?

“La confianza en mí misma, ser siempre agradecida, seguir mi pasión sin importar las dificultades, ser constante y disciplinada, creer en mí y nunca darme por vencida”. 

 

 

¿Qué ha sido lo más difícil para ti en este camino?

“Han habido muchos retos, pero sobre todo con la práctica y la meditación, llegas a lugares muy profundos dentro de ti y te das cuenta de muchas cosas, cosas que sanar, situaciones que perdonar, que dejar ir, cambios que tienes que hacer. Es un abrir de ojos muy fuerte porque tu mente se vuelve muy clara y tienes conexión con tus sentimientos, puedes observar las cosas desde otra perspectiva y ya no hay vuelta atrás, ya te diste cuenta que para ser mejor tienes que cambiar”.

 

Sobre Ekam Ashtanga Yoga…

 

¿Cómo se llama tu estudio?

“Ekam Ashtanga Yoga”

 

¿Por qué elegiste ese nombre?

“En sánscrito -idioma del yoga-, Ekam es el número uno, también significa unidad, unión, uno con el universo”.

 

 

¿Qué es lo que quieres compartir con tus alumnos?

“Practicar yoga ha traído tantos beneficios a mi vida, que me encantaría que la gente a mi alrededor tenga una herramienta que le cambie la vida como a mí”.

 

¿Qué requisitos necesitan las personas interesadas?

“El único requisito es la voluntad, la constancia y ser disciplinado. Pattabhi Jois, el maestro pionero del ashtanga en el mundo decía: “Todo mundo puede practicar yoga, los jóvenes, los viejos, los muy viejos, una persona enferma puede practicar yoga y también las personas que no tienen mucha fuerza, excepto los flojos... las personas flojas no pueden practicar”.

 

¿A partir de qué edad pueden practicar este estilo de yoga?

“En India solían enseñar a los niños a partir de ocho años, en lo personal creo que puedes empezar a cualquier edad en la que te nazca o sientas curiosidad por hacer yoga, incluso adultos mayores pueden practicar, en las clases el maestro ofrece variaciones a las posturas para hacer la practica personal apta para todos los niveles y habilidades”.

 

 

¿Qué van a necesitar los alumnos para su clase?

“Ropa cómoda y nada más. En Ekam tenemos tapetes para prestar a los alumnos y todo lo que puedan necesitar”.

 

¿Cuáles son los costos?

“Tenemos diferentes paquetes mensuales. Pueden practicar dos, tres veces a la semana o hay paquete de clases ilimitadas. Lo ideal es empezar a practicar dos a tres veces a la semana. Tradicionalmente se práctica de lunes a sábado descansando los domingos”.

 

 

En una palabra qué significa para ti...

Yoga: “Conexión”.

India: “Experiencia”.

Vida: “Ser feliz”.

Aprendizaje: “Agradecer”.

Maestro: “Guía”.

 

Un poco más de Teté...

Frase: “Lucha por tus sueños, no te rindas y se agradecido”.

Filosofía: “Esfuerzo y desapego”.

Libro Favorito: “Being in love- Osho”.

Destino Favorito: “India”.

Platillo Favorito: “Chilaquiles”.

 

Ekam Ashtanga Yoga

Ricardo Palma 2821, Col. Providencia en Guadalajara (casi esquina con La Casita en Terranova).

Tel. 33 25 80 46 07.

Facebook: Ekam Ashtanga Yoga Gdl

Instagram: @ekam.ashtanga.yoga