Perfiles / Entrevistas

Xavier Velasco

Escribir desde la obsesión

Xavier Velasco

05.12.2018

TEXTO: ARACELY AGUILERA
FOTOS: CLAUDIO JIMENO  (FOTO #15)

Hace XV años, la vida de Xavier Velasco dio un giro que definió su carrera como escritor al ganar el premio de Novela Alfaguara 2003 con Diablo guardián teniendo la oportunidad de presentarla en 18 países y ahora con una nueva edición.

¿Cómo celebraste los XV años de Violetta?
“Decidí hacer un performance, buscando el tiempo que me tomó darle vida a este personaje que me ha ido acompañado sin saberlo, yo nunca me propuse escribir a Violetta, lo que pasa es que soy hijo de una mujer que nunca se dejó de nadie y nieto de otra que nunca se dejó de nadie. Mi madre fue una persona muy respondona, no le gustaba que le dijeran lo que tenía que hacer y creo que yo me hice así. No es en absoluto casual que Violetta pase por encima de todos los hombres que llegan a su vida”.

¿Qué te dio Violetta a ti como escritor?
“Hay un antes y un después. Ella me armó la carrera. Tengo muy claro cambió mi vida para y desde entonces me dediqué a lo que siempre había soñado, anhelado, vivir para escribir y no tener que hacer ninguna otra cosa que concentrarme en eso. Yo trabajo para una obsesión y a esa obsesión me entrego por completo”.

¿Te costó tener fe en ti al escribir?
“Claro, eso siempre cuesta. No solamente para escribir, en cualquier otra chamba. Sobre todo la novela siendo una chamba tan solitaria requiere cantidad de fe en ti mismo que no te va a dar nadie más que tú mismo. Es un asunto de persistencia y terquedad, pero en lo que uno persiste es también lo que ama”.