Perfiles / Perfiles

Clarisa Navarro

La pura comedia vivencial

Clarisa Navarro

05.02.2019

FOTOS: PATY GARCIARCE

TEXTO: LIZ MORENO

Divertida, carismática y espontánea. Así es Clarisa Navarro, una tapatía que día a día nos entretiene con sus historias graciosísimas en Instagram en las que nos presenta diferentes personajes y situaciones que son un reflejo de la vida diaria de sus más de 9 mil seguidores que siempre se encuentran al pendiente de una publicación suya que los mate de risa. Hoy nos adentramos un poquito a su vida personal para conocer qué hay detrás de @lapuraclara.

Primero cuéntanos un poquito sobre quién es Clarisa Navarro

“Tengo 34 años y soy comediante, estudié Comunicación en el ITESO, soy mamá de dos chidísimas niñas de 7 y 3 años, esposa de un tipazo endurero, downhillero y súper papá. Soy una mezcla extraña de muchas inquietudes unidas”.

¿Cómo surgió la idea de grabar videos graciosos para redes sociales?

“Desde chiquita me encantaba la actuación, era el típico payasito del salón que hacía los shows y payasadas con tal de tener público y aplausos, siempre he sido muy hiperactiva, mi cabeza está siempre girando en ideas. Mientras estudiaba la carrera hacía anuncios y cortometrajes. Después me casé y pensé que tenía que dejar lo de la actuación porque, siendo realistas, no era compatible con mi vida. Después de años de dudas existenciales sobre mi profesión en un viaje que hice a Ciudad de México y por mera coincidencia fui a parar a un show de stand up en el cine Tonalá y me volví loca, lo que vi me encantó y me llenó el alma. Tardé años en aceptar que quería ser comediante y en el inter, que tomaba un curso o iba a un open mic, quedé embarazada de mi segunda hija y la cosa se ponía más difícil entre las hormonas, cambios de humor y cansancio infinito no lograba concretar la idea de hacerme standupera, pero la energía y el talento ahí estaban, entonces de forma muy natural y espontanea, empecé a hacer videos con payasadas, filtros, lo que encontraba y se me iba ocurriendo, todo en mi cuenta personal y al alcance de mi tiempo. Hasta que este año decidí abrir una cuenta pública para mostrar mi contenido y resultó que a mucha gente le gustó y ha crecido muchísimo en seis meses. ¡Estoy muy contenta!”.

¿De qué manera ha cambiado tu vida desde que comenzaste a ser una figura pública en redes sociales?

“La verdad es que no siento que haya cambiado en nada, más allá de que algunas veces me encuentro a alguien en la calle y me dice: ¿Eres la pura clara? ¡Y yo feliz! Lo que sí, es que cada vez me siento más obligada a seguir en el camino de la comedia, ser cada día mejor y hacer una comedia con propósito, con cierto mensaje, más fina e irla puliendo, no soy ninguna experta pero cada vez son más las personas que me siguen y que me escriben cosas chidísimas, o me cuentan que sus días estuvieron horribles pero que al ver mis videos se durmieron felices, o gente que se engancha con personajes y quieren las continuaciones. ¡Y eso es chidísimo!”.

¿Cómo combinas tu vida personal con tu perfil de influencer?

“No me considero influencer, la verdad. Creo que mi cuenta es muy sencilla, honesta y espontánea. Subo cuando puedo y tengo chance y ando inspirada. Sin embargo, si alguna vez logro influir en alguien espero que sea algo positivo que nos libere aunque sea un poco de tanto juicio que tenemos unos con otros como sociedad. Ser influencer en estos días debería de llevar un manual de responsabilidades sociales. Pero manejo @lapuraclara y mi vida personal día a día como va saliendo, trato de organizarme pero a veces es imposible, me cuesta mucho el orden y las rutinas, las tardes son completitas de mis hijas y trato de no pensar en la comedia aunque si se me vienen ideas en esos momentos y tengo chance, las hago. A veces digo que en la noche después de dormirlas voy a escribir pero termino molida. Realmente tengo sólo unas horas de la mañana libres para mis proyectos y muchas veces se ven afectadas, por ejemplo, si se me enferma una hija y falta a clases entonces es ‘bye influencer’ y a limpiar mocos”.

¿Qué opina tu familia sobre tus publicaciones en internet?

“La verdad es que no son muy activos en redes entonces yo creo que se les hace una mensada, excepto por una tía adorada que es mi fiel seguidora y porrista, y mi prima casi hermana que siempre me festeja, y en cuanto a mi esposo, le cuesta trabajo entender el humor, no es muy fan de la comedia pero, siempre ha sido súper consejero y gran apoyo”.

¿Cómo influye tu papel de madre y esposa en tu personaje en redes?

“Yo creo que todos los personajes que hago tienen algo de mí y de mi vida. Al final, son personajes que salen de la nada de mi cabeza, de lo que he ido recopilando en mi vida, son espontáneos según el filtro y no hay un ensayo previo, ni guión, ni algún tipo de planeación. Algunos incluso los hago en el carro mientras espero a mi hija en el ballet. Y miles de temas que quiero desarrollar tienen que ver con la experiencia que he tenido al ser madre, esposa, amiga, estudiante, mujer, etc. Es una comedia meramente vivencial y de parodia”.

¿De dónde sacas la inspiración para compartir todos los días contenido que mata de risa a la gente?

“Neta, no lo sé. Siempre me preguntan, ¿de dónde se me ocurren tantas babosadas? No lo sé, sólo sé que siempre he sido muy observadora, se me pegan acentos, ademanes, amo ver a las personas, de todo, todo para mí es chidísimo, las personas que se salen del estereotipo me fascinan, pero también las que son súper estereotipo me causan mucha curiosidad, y me acuerdo que desde chiquita era bien boba, la típica que dejaba de comer en el restaurante para voltearme por completo a observar a otra familia. La verdad es que no es desde el juicio sino desde la fascinación. Para hacer un personaje sólo veo el filtro disponible y como de qué tiene cara y empiezo a jugar con él. Nunca tardo más de 10 minutos en hacerlo, si no sale natural, no lo hago”.

¿Qué tanto de lo que publicas se apega a la verdadera tú?

“Todo tiene algo de mí pues son mis creaciones enteritas, pero no todo creo que sea la verdadera yo, a veces son también sólo observaciones, a veces son recuerdos de algo que se me quedó de cierta persona, a veces un personaje tiene la mezcla de muchas personas y a veces son pequeñas críticas sociales”.

Además de las redes sociales, ¿te dedicas a algo más?

“¡A ser madre! ¡Vaya trabajo!”.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

“Crecer y crecer como mujer para poder ser gran ejemplo de mis hijas, y a mi paso y a mis tiempos, sin descuidarlas, me encantaría llegar a ser una gran comediante de Stand Up, abrir una página de YouTube con mis contenidos y personajes mucho más profesionalmente desarrollados. Lograr hacer reír a mucha más gente al mismo tiempo que dejo algún mensaje”.

10 cosas sobre ti:

1.     Drink: Coca Light con muchos hielos.
2.     Mascota: Mi Beef (mi perro adoptado que parece fresa pero no lo es).
3.     Virtud: Empatía.
4.     Recuerdo: La cama de mis papás (mágica, anti pesadillas, lugar de cosquillas y chiqueos, lugar de sermones y regaños yo sentada en la ventana).
5.     Frase: ¡Ponte el cinto! (esa es mi frase últimamente desde hace unos cuatro años que me la vivo de chofer en el carro).
6.     Pecado de tu vida: Dejar de hacer algo que realmente quieres, por pena o miedo.
7.     Fantasía: Poder espiar las casas en la noche que están todos cenando o viendo TV.
8.     Mejor regalo: Lo que sea de la tienda de Tlaquepaque: Del Corazón De La Tierra. ME ENCANTA TODA.
9.     Película: El Resplandor / The Shinning de Stanley Kubrik.
10.  Admiración: Mi mamá.