Sociales / Boda

Boda
22.03.2017
Se casan Regina Obregón González y Hugo Romo Esqueda
Los Topolinos felices
22.03.2017

Regina Obregón González y Hugo Romo Esqueda, mejor conocidos por sus amigos como Los Topolinos, contrajeron nupcias el pasado 17 de marzo con una elegante recepción en Lago del Rey.

Todo comenzó hace un tiempo ya, cuando unas miradas coquetas comenzaron en el Club Hacienda, sus amigas aun se acuerdan cuando Regina les platicó que había conocido a un niño en el club y que le había llamado la atención, después los presentaron y comenzaron su gran romance; una pareja muy bonita decían, son súper deportistas y se entienden perfecto, en pocas palabras el uno para el otro. Así pasaron algunos años y Hugo en un viaje a San Diego, sorprendió a Regina el pasado 11 de abril en Pacific Beach en un puente espectacular, festejaron con amigos, pasaron las semanas, escogieron la fecha y la futura novia no podía dejar de expresar la emoción y felicidad de casarse con la persona que mas admira, ama y se ha convertido en su mejor amigo.

Comenzaron la planeación de la boda y decidieron que Rodrigo Mora era el indicado para hacer el proyecto. Durante este tiempo hubo muchas despedidas con sus amigas y familia hasta que al fin llegó el esperado viernes.

Las fotografías empezaron temprano con los novios, la familia y terminaron con las amigas con una sesión muy divertida y llena de buenas vibras.

Después pasaron a la ceremonia religiosa en la Parroquia de San Pedro Apóstol en Zapopan con una misa muy bonita y palabras emotivas del sacerdote; en la salida repartieron arroz para lanzárselo a los novios y todos muy ambientados lo aventaron con gritos y chiflidos.

Todos se transportaron a Lago del Rey, donde el clima perfecto los esperaba. Los papás y los novios recibieron a sus invitados en la entrada del lugar y se refrescaron con cerveza Fortuna que se repartió durante el evento. Se sirvió la cena y todos estaban listos para ver el esperado vals, empezó Regina con sus tres hermanos donde brincaron y bailaron cada uno con su hermana, luego Hugo Romo sacó a su madre a bailar, seguido por el de Regina con su papá y terminar con el show principal de los novios donde Hugo impresionó a la novia con fuegos artificiales lo cual sacó lagrimas de algunos invitados y disfrutaron de ver la magia del amor.

La decoración estuvo divina, flores blancas, velas y los arboles del lugar adornaron las mesas de madera y la pista rectangular. La fiesta siguió con toda la actitud, algo especial fue que la novia le regaló a cada una de sus mejores amigas unas coronitas y termos especiales, además el famoso gallinazo prendió a todos y terminaron felices de la vida con una gran boda. Los ahora esposos ahora disfrutan de su luna de miel y sin duda se fueron a dormir con una sonrisa en la cara por ser ahora marido y mujer. ¡Viva el amor!